Ya se que aún queda el roscón, ya...

01.01.2020

Pero no está de más un poquito de compensación de los excesos navideños, y sobre todo del fin de año que cursa con exceso de alcohol, a que si?

En general, se suele producir una acumulación de alimentos en el organismo, que afectan normalmente al tránsito intestinal, que suele hacerse más lento, apareciendo el clásico atasco de Navidad. Además la ingesta del alcohol, deshidrata el organismo y eso seca las heces. Es paradójico que aunque la gente beba más, el organismo se deshidrate, pero es así, el alcohol y el azúcar de estas bebidas, producen una concentración de solutos en el organismo más elevada y eso hace que haya menos agua disponible para el organismo. Además el efecto renal, que intenta eliminar las toxinas con más orina también nos deja con menos líquido disponible.

También el Hïgado sufre los excesos, gracias a las toxinas y a las grasas y se produce esa sensación grasienta, que a veces cursa hasta con nausea. 

En fin, que para compensar y hasta que llegue el momento del roscón, ¿Porque no compensamos limpiando un poquito y bebemos un poco más?

Unos días de caldito de verdura por la noche. Un poco más de agua durante el día. Fruta por las mañanas, a conciencia. Y en cuanto a alimentos, os recomiendo las verduras de hoja verde oscura, alcachofas, espinacas, berros, espárragos verdes, canónigos, rúcula.  

Un poco de ejercicio diario mejora el tránsito intestinal. Aire limpio, pasear por el parque, por la montaña ... Qigong(Chikung) en el jardín...

Y para el alma, un poquito de recogimiento, de meditación, de introspección !!y hasta de silencio!!.

Venga , animaos, que lo vais a agradecer...