Sugerencias para el postparto inmediato

09.04.2019

Os dejo estas sugerencias que si bien son excelentes justo después del parto, son buenas durante todo el periodo del postparto.

Ir al lavabo

Muchas mujeres evitan ir al baño después del parto por miedo al dolor. No lo hagáis, es fundamental hacerlo, hay que eliminar deshechos, así que para ayudar a estimular la salida de la orina se puede usar una bolsa de sal caliente para calentar la zona abdominal (OJO con las cesáreas, deberá evitarse la zona cercana a la herida hasta que esté completamente cerrada). La sal ademásl tiene un efecto tonificante en el Riñón.


Alimentarse bien para recuperarse, producir leche de buena calidad y en cantidad suficiente

Según la tradición china, el arroz dulce o glutinoso favorece la lactancia, ayuda a crear una leche de mucha calidad y buen sabor. La alimentación energética recomienda, además del arroz glutinoso, tomar  leche de avena, cremas de cereales (mijo, arroz, avena) y  semillas en polvo (sésamo, de calabaza, de girasol...).

Para nutrir la Sangre, que se ha perdido en tanta cantidad, conviene comer dátiles, pasas, huevos (ecológicos), espinacas, pescado, verduras de hoja verde, y caldos.

Vale la pena comer poco y varias veces al día para reforzar la energía digestiva. Los estilos de cocción más indicados serán los salteados largos, estofados, cremas dulces de verduras, compotas.

Durante todo el periodo de lactancia deben evitarse las especias fuertes (sobre todo el ajo), los tés especiados (como el yogi tea), estimulantes (café, té), vinagres y cítricos, verduras que producen gases (coles, coliflor, alcachofa...) y bebidas con gas y alcohol. Todo eso pasa a la leche y sabe muy fuerte además de poder darle gases al lactante.

Mantenerse calentita

Evitar el frío es uno de los principios fundamentales del postparto. Se ha de evitar coger frío, especialmente en la zona lumbar y abdominal, así como protegerse de las corrientes de aire. Esto incluye evitar el agua fría o coger frío al salir de la ducha caliente. Además deben evitarse los alimentos de naturaleza fría o fríos de temperatura (como los alimentos crudos o las bebidas frías).

La barrera defensiva superficial está "abierta" en estos momentos y es muy fácil que las energías climáticas, especialmente el frío o el viento, penetren alojándose en el interior. Esto puede acarrear problemas en el futuro, como frío en el útero (que puede llevar a retrasos menstruales o dismenorrea) o dañar el Yang de Riñón.

Os seguiré contando más cosas la semana que viene.