Ha hecho fresco estas noches...

16.09.2020

Estamos teniendo unos días de fresco nocturno y matutino que contrastan con los 30 grados del mediodía, como consecuencia ya he visto un montón de gente con afonía y moquillos. Si no hay fiebre ni nada que de sospecha de coronavirus, en cuyo caso hay que acudir al médico, es conveniente echar fuera ese frío que penetro en el cuerpo causando esos síntomas desagradables. Para ello os recomiendo simplemente unas tisanas naturales o unos caldos, sobre todo de noche.

Muchos de los conceptos relacionados con estas tisanas provienen de la Medicina China. La misma afirma, que cuando el clima se enfría los sabores picantes ayudan a fortalecer los pulmones.Las cebollas o cebolletas (conocidas en China como Cong Bai) ayudan a la sudoración, y por este medio se eliminan todas las toxinas provocadas por los resfriados. Para ello se recomienda cocinar una cebolla junto con un ajo y jengibre a fuego lento. Luego beber el caldo resultante. O más agradable, una sopita de cebolla bien concentrada , o una sopa castellana, bien de ajo, pero ojo, desgrasada!!

Si el resfriado es más profundo y está acompañado por dolores musculares, lo mejor es la canela (conocida en china como gui zhi). La canela caliente ayuda a fortalecer y a aumentar la inmunidad. Y calienta el interior del organismo.

El jengibre fresco (Sheng Jiang) es ideal para las personas que en estos estados siente frío. Ideal para recuperarse una vez que el cuadro gripal haya pasado. Te recomendamos cocinar a fuego lento ,un par de ramas de canela y jengibre en rodajas durante 20 minutos, colar y tomar la infusión dos o tres veces por día.Si en vez de tener frío, sientes calor, dolor en la garganta o fiebre, una vez descartada la COVID-19,  la hierba que te podrá ayudar es el crisantemo (Os ju hua) o la madreselva (jin yin hua) que mezclados con menta fresca o poleo darán bienestar al organismo refrescándolo.

Existen muchas más hierbas que ayudaran al cuerpo fortaleciendo las defensas, algunas de ellas son: ginseng, astrágalo, polen de abeja. Muchos de ellos tienen la capacidad de actuar de forma preventiva. Siempre conviene consultar a un profesional de la fitoterapia para descartar interacciones o incompatibilidades, ya sabéis...

Espero que os haya gustado.